Entrada

La sarna o escabiosis

La sarna o escabiosis

La sarna o escabiosi es una malatia parasitaria que afecta a la piel, muy contagiosa y de rápida transmisión entre personas.

El agente causante es Sarcoptes scabiei, un ácaro que penetra bajo la capa superficial de la piel, donde las proteínas y residuos de los ácaros producen una reacción alérgica que provoca picor intenso y erupciones cutáneas.

El reservorio de este ácaro es el ser humano, donde puede vivir un periodo de uno o dos meses pero no sobrevive más de 48-72 horas fuera de la persona.

  • ¿Cuál es el mecanismo de transmisión?

El mecanismo de transmisión es por contacto directo y prolongado con una persona que tiene la infestación, si bien, también se puede transmitir por contacto indirecto mediante ropa de vestir, toallas y ropa de cama contaminada.

Cuando una persona se infecta por primera vez los síntomas pueden tardar de 2 a 6 semanas al aparecer.

  • ¿Cuáles son los síntomas de la sarna?

La principal síntoma es el picor intenso, especialmente por la noche, y erupciones cutáneas. También pueden aparecer infecciones bacterianas secundarias por rescate. 

La persona infectada pasa a ser una fuente potencial de infección para otros individuos, incluso en ausencia de síntomas.

En los bebés y nins muy pequeños, los síntomas también afectan en el jefe, rostro, cuello, plantas de los pies o palmas de las manos.

  • ¿Cómo se trata la sarna?

Después de la diagnosis por parte de un médico, este prescribirá el tratamiento que considere más adecuado.

El tratamiento de la sarna consiste en lociones o cremas escabicides que se aplican a toda la superficie cutánea, desde el cuello hasta los pies, incluyendo las uñas y los pies.

En niños y gente mayor también se tiene que aplicar al cuero cabelludo y a la cara evitando el contacto con los ojos y la zona de la boca.

Una vez aplicado el tratamiento se tiene que dejar actuar el tiempo recomendado antes de ducharse. Se puede recomendar una nueva aplicación después de una semana en pacientes en los cuales se síntomas persisten.

Cuando el tratamiento tópico no ha estado eficaz se utiliza el tratamiento oral con ivermectina, no apto por embarazadas y nins con pes inferior a 15 kg.

Este tratamiento se tiene que tomar con las comidas y en caso de tener que repetir la dosis, se tiene que separar hasta 1 semana de la anterior dosis.

La enfermedad dejará de ser transmisible a las 24 horas de un tratamiento eficaz.

Después del tratamiento, el picor puede persistir de 2 a 4 semanas sin que esto implique que el tratamiento no ha estado eficaz. Se pueden utilizar emolients tópicos, antihistamínicos sedantes, que pueden ayudar con el sueño y reducir el rascado, y si hay evidencia que los ácaros se han eliminado definitivamente, se podrían utilizar corticoides de uso tópico.

El tratamiento lo tiene que realizar la persona infectada, si bien también lo realizaran, como medida profiláctica, sus contactos estrechos.

  • ¿Cómo se puede prevenir la sarna?

La prevención de la sarna se basa en el tratamiento correcto de los casos, el mantenimiento de medidas higiénicas adecuadas y un tratamiento profiláctico de los contactos estrechos.

La ropa, las toallas y la ropa de cama usada antes de realizar el tratamiento se tienen que lavar en ciclos calientes de la lavadora o en seco.

Los artículos que no se pueden lavar en ciclos calientes o limpiar en seco, se pueden desinfectar almacenándolos en una bolsa de plástico manchada una semana para asegurar la destrucción desl ácaros, dado que no sobreviven más de 2-3 días fuera del cuerpo humano y aspirar los restos.

Etiquetes

  • picor
  • prurito
  • sarna
  • piel
  • infección

Següent entrada

Farmàcia Pedrals

Mayo 11, 2021

Alimentació abans d'una colonoscopia

Llegir més
Blog